Y tú… ¿tienes paz interior?

Es importante disfrutar de las cosas buenas de la vida y no dejarse contagiar por los problemas que encuentres en la cotidianidad.

Si no tienes paz interior no esperes recibir tranquilidad del exterior. Actualmente vivimos en medio del caos, la prisa y el estrés. Existen momentos difíciles y situaciones complicadas que nos afectan en nuestro diario vivir.

El aumento de la violencia, las exigencias y las presiones económicas, la inseguridad constante y los problemas que se presenten a nivel familiar, social o de pareja en cada persona lleva a un continuo estado de estrés, ansiedad y agitación en nuestro día a día.

Gran cantidad de personas enfrentan serios problemas emocionales y psicológicos: depresiones, inseguridad y baja autoestima, conflictos con la pareja o con la familia, la pérdida de algún ser querido, hábitos negativos o dependencias al alcohol, cigarrillo o drogas, y todo esto sin contar las inevitables enfermedades físicas a las que todos estamos expuestos.

Cada uno de estos problemas nos alejan cada vez más de tener paz y tranquilidad en nuestra vida. Para muchos es inconcebible la idea de estar tranquilos e incluso de disfrutar de situaciones cotidianas.

Todos requerimos de algún momento de descanso, relajación y paz mental, porque eso es fundamental para sentirnos bien con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

A continuación presento algunas pautas que contribuyen al descanso y la tranquilidad mental, a pesar de que no es una ‘receta mágica’ para lograr la paz interior, si ayuda a combatir en gran medida los crecientes niveles de ansiedad, estrés y agitación.

1. No seas tan duro contigo mismo.
Muchas personas son sus peores jueces, los más implacables y severos, diciéndose a sí mismos una gran cantidad de cosas negativas que dañan mucho su autoestima. De nada te sirve sentirte incapaz de hacer algo bien o desvalorizar tus sentimientos y emociones. Todas las personas poseemos rasgos positivos que hay que sacar a la luz y desarrollar plenamente su potencial. Aunque estés consciente de tener algunas deficiencias, en lugar de criticarte, lo mejor sería poner todo de tu parte y trabajar para corregirlas y superarlas.

2. No permitas que actos del exterior afecten tu interior.
En este caso se trata de reaccionar con madurez y ecuanimidad ante los actos de otras personas. No tiene ningún sentido involucrarnos en discusiones interminables con la pareja, la familia, compañeros de trabajo, etc. Hacerlo solo nos puede llevar a decir cosas que en realidad no queremos o lastimarnos profundamente el uno al otro. Es mejor hablar con inteligencia y cuando los ánimos están más calmados. Tampoco hay que ser tan susceptibles para que por cualquier comentario nos sintamos agredidos u ofendidos. Reflexiona en las verdaderas intenciones de la otra persona antes de malinterpretar sus palabras o acciones.

3. No manipules o chantajees a los demás para que hagan lo que tú quieres.
Es muy desgastante e inútil dirigir tus esfuerzos a tratar de controlar la vida de los demás, porque nunca vas a conseguirlo y estarás atentando contra la libertad del otro. Si tienes alguna necesidad o quieres solicitar la atención de otra persona, más vale hacerlo hablando con claridad y exponiendo sinceramente tus deseos, en lugar de manipular o chantajear. Estos son recursos infantiles y propios de una personalidad poco segura y sin autoestima porque implican que no te sientes lo suficientemente valioso para que te hagan caso sin tener que recurrir a trucos o estrategias.

4. No te preocupes excesivamente por los asuntos cotidianos.
Los problemas que enfrentamos diariamente no van a mejorar o a desaparecer simplemente con la preocupación o la angustia. Por el contrario, sólo nos amargaremos la vida. Es más útil actuar firme y decididamente sobre aquello que está en nuestras manos resolver. En todo lo demás lo mejor es prepararnos, tomar precauciones y confiar en que tarde o temprano las situaciones conflictivas mejorarán de una u otra forma.

5. Disfruta de los demás y de tus propios intereses
Resulta muy reconfortante buscar el lado bueno en nuestras relaciones interpersonales. Disfrutar de la compañía de amistades, compañeros y/o familiares que nos brinden confianza, seguridad y tranquilidad emocional. Asimismo, te ayudará mucho orar, meditar, escuchar música o practicar cualquier actividad que contribuya a elevar tu espíritu y a tener pensamientos positivos sobre la vida.

6. Piensa y actúa de manera confiada, olvidándote de los miedos originados en experiencias pasadas.
De nada va a servir sentir temor por todos los peligros e inseguridades que nos acechan, aunque estos sean reales o los hayamos experimentado en carne propia. Lo mejor que podemos hacer es aprender de los errores pasados, corregirlos y actuar con seguridad confiando en nuestros recursos, capacidades y talentos.

6. Aprende a disfrutar y valorar plenamente cada momento de tu vida.
No te dejes llevar por la tristeza, el dolor o la angustia. Siempre se nos va a presentar la posibilidad de vivir experiencias agradables y satisfactorias tanto a nivel personal como en el trabajo o en las relaciones con los demás. Hay que aceptarlas plenamente y gozarlas al máximo.

La esencia de estas sugerencias es que no permitas que los problemas diarios te afecten al grado de sentirte agobiado, sin esperanza, con un futuro negro y plagado de dificultades, donde la posibilidad de salir adelante, tanto a nivel individual como colectivo, parezca una ilusión inalcanzable. La vida ofrece muchas satisfacciones y alegrías a todos aquellos que no caen en el pesimismo, la apatía o la frustración. Si pones de tu parte para modificar tu actitud, la recompensa será reflejada en tu propia vida.

Por: María Lourdes Dávila
Consultorio: 3738372 (Barranquilla)
Móvil: 301 548 4893

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s