Colombia, estancada en competitividad

El Consejo Privado de Competitividad afirma que el país no puede darse el lujo de no contar con una Política de Cambio Estructural (PCE), si quiere lograr la meta de ser en el 2032 uno de los más desarrollados de Latinoamérica.

“El Consejo Privado de Competitividad quiere iniciar un debate técnico sobre la mejor manera de instrumentar una Política de Cambio Estructural (PCE) en el país, dada la necesidad de contar con una política de Estado integral y coherente que complemente los esfuerzos transversales en materia de competitividad porque el país no puede darse el lujo de no tener una PCE e instrumentarla correctamente”.

Así lo afirmó la presidenta del Consejo Privado de Competitividad (CPC), Rosario Córdoba Garcés, en el lanzamiento del Informe Nacional de Competitividad 2012-2013, una publicación anual en la que se analizan los principales problemas que tiene Colombia para ser competitiva y se hacen recomendaciones de política para que sean tenidas en cuenta por el Gobierno nacional, los gobiernos locales y los empresarios.

El informe hace un completo diagnóstico y formula propuestas sobre 15 dimensiones que son clave para la competitividad de la economía nacional. (Ver infografía)

no avanzamos. Colombia no ha presentado avances significativos en los indicadores de competitividad, e incluso ha retrocedido con relación con otros países latinoamericanos que sí han logrado mejoras, señaló Rosario Córdoba.

Explicó Córdoba que por ejemplo, en el anuario nacional de competitividad del IMD (Institute for Management Development) el país se ubica en el puesto 52 entre 59 países; en el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial ocupa la posición 69 entre 144.

Obviamente que esta falta de avances dificulta enormemente cumplir el objetivo del Gobierno nacional de que al año 2032 Colombia sea uno de los tres países más competitivos de América Latina.

Agregó que el bajo desempeño del país en áreas básicas como infraestructura, instituciones, educación, salud y eficiencia en el mercado de bienes, es una señal de la necesidad de acelerar la implementación y reforzar las líneas de acción de la nueva Agenda Nacional de Competitividad recientemente lanzada por el presidente Juan Manuel Santos.

La Presidenta del Consejo, que es una organización privada, afirmó que la tarea de mejorar la competitividad del país no es responsabilidad exclusiva del Gobierno. El sector privado tiene que trabajar también por mejorar su productividad y, de esa manera, la competitividad del país.

Añadió que la competitividad es local y, por lo tanto, los actores públicos y privados del nivel local tienen una gran responsabilidad con la competitividad del país; en particular, con relación al trabajo sobre sus apuestas productivas. En este sentido, el informe de este año incluye en varias ocasiones recomendaciones para los actores en las entidades territoriales.

Sí hay adelantos: Santos. Durante la presentación del informe el presidente Juan Manuel Santos en cambio, destacó los avances que ha alcanzado el país en los últimos años en el tema, y que le han permitido lograr un mayor bienestar para sus ciudadanos y posicionarse mejor en el contexto internacional. El Jefe de Estado hizo un recuento de los resultados más importantes que ha conseguido el país en distintos frentes y que están redundando en su competitividad.

Citó como ejemplos iniciativas como la reforma a las regalías o las relacionadas con el tema de las finanzas públicas, lideradas por su administración y aprobadas por el Congreso de la República.

“El haber logrado aprobar el concepto de sostenibilidad fiscal en el Congreso para que se incluyera en la Constitución, el haber aprobado la Regla Fiscal como una Ley de República, que obliga a los gobiernos a operar dentro de ciertos márgenes y evitar lo que hoy tienen muchos países europeos, una deuda exagerada, eso imprime un grado de confianza en la economía que se traduce en aspectos tan prácticos como el costo del capital, que es para cualquier empresa o para cualquier país un factor fundamental en su competitividad”, explicó el Mandatario.

También dijo que el hecho de que Colombia esté en la lista de las economías emergentes como uno de los tres países con el riesgo más bajo, representa un mejor acceso de cualquier empresa colombiana a los mercados financieros internacionales.

No obstante, el subdirector del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santiago Levy, afirmó que la informalidad es otro de los grandes palos en la rueda. Colombia lleva muchos años haciendo políticas redistributivas que han sido poco eficientes y costosas, ya que sigue siendo inequitativo y los costos laborales son muy altos. En su opinión, el problema del mercado laboral es uno de “arquitectura”, de modelo, bajo el que se esconde una realidad: el sistema tributario.

Mientras que la alta consejera para la Gestión Pública y Privada, Catalina Crane, destacó este diagnóstico, y dijo que se volverá un tema prioritario de la agenda. Desde hace tiempo se ha sabido que el alto costo de la energía resta competitividad.

Fuente: GMP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s