¡Triunfo monumental!

El delantero barranquillero Teófilo Gutiérrez respondió a la confianza del técnico José Pékerman al anotar tres goles en los partidos ante las selecciones de Uruguay y Chile.

Falcao García anotó el segundo gol y todo el plantel colombiano lo celebró a rabiar.

James fue víctima de la pierna fuerte del equipo chileno.

Falcao fue un constante dolor de cabeza para los chilenos.

Con un segundo tiempo espectacular y una excelente visión de juego del técnico José Pékerman, Colombia venció ayer 3-1 a una pobre selección chilena, en el estadio Monumental de Santiago. Con estos tres puntos la tricolor dio un paso gigante con miras a la clasificación para el Mundial Brasil 2014, que esperamos ratifique el próximo 12 de octubre enfrentando a Paraguay en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Durante la estadía en Santiago se hablaba de la posibilidad de tener a un hombre más de marca en la mitad del equipo colombiano. Se pensaba que Carlos Sánchez sería el elegido para detener las descargas ofensivas de Matías Fernández, Humberto Suazo y Alexis Sánchez.

Pero al final, José Pékerman se decidió por mantener el mismo esquema que le ganó a Uruguay en Barranquilla y tuvo razón el técnico argentino, ya que Colombia controló fácilmente a Chile en la mitad de la cancha. Valencia y Aguilar fueron suficientes para controlar las descargas ofensivas de la selección austral.

Atrás, Luis Amaranto Perea no le dio ni un centímetro a Suazo. Sánchez poco aparecía y Fernández no tenía espacios para crear su fútbol. Entonces fue Colombia, con el balón en los pies, el equipo que intentaba buscar el arco rival.

Chile se veía sorprendido por la presión que ejercía la tricolor. Borghi había manifestado que Colombia no jugaría de la misma manera que jugó ante Uruguay, pero sí lo hizo y seguramente estaba tan sorprendido como sus dirigidos.

Hasta el minuto 20, James Rodríguez aparecía constantemente. Sin embargo, a pesar de que los cafeteros tuvieron la pelota, no crearon situaciones claras de gol, con excepción de un par de cabezazos de Falcao que se fueron desviados.

Gary Medel y Marcelo Díaz comenzaron a aparecer y empezaron a presionar a los talentosos de Colombia. James se desapareció por completo y Macnelly se mostraba errático en la entrega, producto del poco espacio que tenía.

Ahora Chile tenía la pelota y Matías Fernández empezó a darle manejo a su equipo, pero en los metros finales el Chupete Suazo no podía penetrar la férrea defensa colombiana liderada por un elegante Perea.

A los 35 se va expulsado Gary Medel por pegarle a Amaranto Perea, acción que fue vista y reportada por el cuarto árbitro Henry Gambetta.

Finalizando la etapa inicial y con 10 hombres en el campo, llegó el gol de Matías Fernández. El volante creativo robó un balón al borde del área y con un potente derechazo venció la resistencia del arquero David Ospina. Corría el minuto 42 y el estadio Monumental estallaba de la emoción.

Segundo tiempo. José Pékerman se la jugó en la etapa complementaria al todo o nada. Ingresó a Juan Guillermo Cuadrado y sacó al capitán Mario Alberto Yepes, retrasó a Edwin Valencia como zaguero central y dejó a Abel Aguilar solo como cabeza de área. Delante de él una línea de tres, con Cuadrado por derecha, Macnelly en el centro y James por izquierda y Colombia se convirtió en una verdadera tromba.

A los 13 minutos, llegó la pincelada de James Rodríguez, quien empató el partido con un golazo de tiro libre.

Colombia siguió atacando, ya tenía espacios y era veloz por los costados. Teo y Falcao se movían constantemente y no podían ser controlados. En el 17 otra vez apareció Teo y volvió a salvar el arquero Bravo.

Pékerman vuelve a darle lectura al juego y le da ingreso a Aldo Leao Ramírez por un regular Macnelly Torres. Y un rato más tarde, el propio Aldo Leao metió un pase que dejó a Falcao mano a mano con el arquero Bravo y ahí el delantero samario, mortal dentro del área, definió con clase para decretar el 2-1 parcial. El estadio Monumental enmudeció y así permaneció ante el buen fútbol de los colombianos.

Al minuto 31, llegó el puntillazo final cuando Teo recibió un pase de Falcao, el atacante barranquillero ingresó al área y con un remate acomodado puso a celebrar a todo el país y a los 3.000 aficionados colombianos que estaban en las graderías del Monumental.

De ahí en adelante ya se vio un solo equipo en el gramado y se alcanzó a escuchar el ole por parte de la fanaticada tricolor.

Al final, Abel Aguilar se fue expulsado y será una baja sensible de cara al partido del 12 de octubre en Barranquilla ante Paraguay.

Colombia ganó y ganó bien, superando notablemente a los chilenos. Y este triunfo ilusiona a todos. El Mundial de Brasil 2014 se ve cada vez más cercano, aunque aún falta mucho camino por recorrer.

Los jugadores se abrazaron en la mitad de la cancha y saltaron de felicidad y nosotros aquí, en frente de un computador, contándoles el orgullo que se siente ver los triunfos de nuestro país en el exterior.

Fuente: El Heraldo de Barranquilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s