El ataque se queda sin pólvora

Uruguay remató una sola vez al arco rival.

Cosechar una derrota en esta caldera no era lo esperado, pero sí algo que se sabía podía pasar. Emprender el viaje de regreso a Montevideo con un 4-0 en contra no estaba en los planes de nadie, pero los antecedentes marcaban que existía la posibilidad de sufrir una goleada, mucho más cuando a los 2` ya Colombia estaba en ventaja. Lo que no entraba en la cuenta de nadie, si acaso, era la anemia ofensiva de este equipo celeste.

Es imposible negar la importancia que tiene Luis Suárez en este equipo uruguayo y no sólo por los goles que hace, sino por todo lo que obliga a los defensas rivales. Sin embargo, con Diego Forlán y Edinson Cavani -por más condición de visitantes y complejidades climáticas que existieran- se debió haber generado al menos algo de peligro. Que el arquero David Ospina haya tenido sólo una atajada -además de la salida para cortar una entrada de Cavani- habla a las claras del nulo peso ofensivo de Uruguay, que no hizo ni un tiro peligroso al arco. Lo preocupante es que, en Londres y con Suárez en la cancha, tampoco se hizo mucho.

Fuente: Ovación Digital Uruguay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s