El día que Colombia superó a Argentina

La depreciación del peso argentino puso a Colombia como la tercera economía de A. Latina. ¿Por cuánto tiempo?

El pasado jueves, y a días de dejar su cargo, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, relataba algo, con un tono tan entusiasta como si su equipo acabara de ganar 5-0. “¡Superamos a Argentina!”, dijo.

El valor de la producción esperada de toda la economía colombiana para el 2012 había llegado a 362.000 millones de pesos, mientras el producto interno bruto (PIB) argentino se valoraba en 347.000 millones, aplicando la tasa de cambio paralela del miércoles. Pero no es nada personal y específico frente a Argentina.

Hay un significado más de fondo y es el hecho de que el avance de la producción del país se note en pasar a ser la tercera economía más grande del continente, después de Brasil y México.

Sin embargo, por ahora, es el dato de unos días, que responde a un cambio fuerte de la tasa de cambio, y seguramente se necesita más que eso para ganarse el sello de la ‘tercera economía de Latinoamérica’. De hecho, advierte Andrés Escobar, ya Colombia había tenido un valor del PIB en dólares superior al argentino.

Haciendo algo de arqueología financiera, el exsubdirector de Planeación encontró que en el año 2001 se presentó esa situación, cuando Argentina abandonó la equivalencia de un peso por un dólar, y abruptamente el dólar pasó a valer alrededor de cuatro pesos.

Aun así, Escobar cree que en este momento el valor del PIB colombiano por encima del argentino es un hecho cierto y no un artificio contable. En ese mismo sentido, Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, reconoce que la apreciación que ha tenido el peso colombiano favorece el cálculo en favor de Colombia, pero “eso no quiere decir que el crecimiento nuestro no haya sido bueno: hemos competido con Venezuela y Argentina.

La primera ya quedó ‘eliminada’, y la segunda, que crecía bien, ahora se viene frenando”. Para Eduardo Sarmiento, director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, ese crecimiento en Colombia no se traduce en beneficios para la gente. Señala, por ejemplo, que el aumento de la producción total ha sido superior al aumento de los ingresos laborales. En otras palabras, los beneficios han ido al capital y no a los trabajadores.

Al utilizar, para la comparación, la tasa de cambio paralela en Argentina, que ha sufrido, en palabras de Escobar, una “impresionante” depreciación, se considera que ese hecho obedece a una menor valoración de toda la economía de ese país desde el punto de vista de quienes transan la moneda en un mercado libre.

Por lo tanto, el valor del PIB colombiano podría mantenerse sobre el argentino durante algún tiempo, cree Escobar, si esa economía se sigue manejando “a las patadas”. Pero “si mañana corrigieran” el rumbo, seguramente Argentina volvería a pasar a Colombia, pues el país austral “estructuralmente vale más”.

De acuerdo con Escobar, la perspectiva para que Colombia alcance estructuralmente a Argentina es de 10 o 15 años, aun si ese país modifica su rumbo hacia uno que a su juicio es mejor.

“Si somos más grandes o más chiquitos es una competencia estéril  –dice Reina–, pero lo que sí es muy importante es que dentro de las economías del hemisferio, Colombia y Perú cada vez son más atractivas, entre otras cosas, por el fortalecimiento de sus clases medias. Es más importante esa comparación, y más halagüeña”.

IMPACTO PARA  LA GENTE 

Por su parte, Eduardo Sarmiento, director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, subraya que si se toma el ingreso per cápita, Argentina es muy superior a Colombia.

En efecto, con base en las cifras calculadas por el ministro Echeverry, la producción por habitante es de 8.400 dólares en Argentina, y de 7.700 dólares en Colombia. Pero si se trata de saber para qué les sirve a los habitantes del país la riqueza que producen sus economías, se debe comparar según el poder adquisitivo dentro de cada nación, pues los dólares en cada lugar alcanzan para compras distintas.

Así, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el PIB de este año en Argentina tendría un poder de compra 51 por ciento superior al colombiano.

Fuente: Revista Portafolio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s