‘PEDALEÉ CON EL CORAZÓN DE TODO UN PAÍS’: MARIANA PAJÓN

Mariana Pajón

La colombiana relata para ELTIEMPO.COM cómo obtuvo la medalla dorada para Colombia.

Aún no lo puedo creer. Pienso en lo que hice y me parece increíble. Es un sueño hecho realidad. Se me salen las lágrimas de recordar ese momento cuando crucé la meta. Lloré, lloré hasta más no poder. Las lágrimas salían y salían.

Quería ir a donde mis padres, que estaban en la tribuna, pero primero había que digerirlo. Espero despertarme mañana (hoy) temprano y darme cuenta de lo que hice. Puse todo el corazón y las ganas que tenía para lograr este oro.

Pedaleé con el corazón de todo un país que creyó en mí, que siempre me apoyó y que nunca puso en duda mi victoria. Es cierto, uno se llena de presión.

Era la abanderada y no podía quedarle mal a Colombia. Por eso, este oro también es para esos 46 millones de compatriotas que de alguna manera me ayudaron a pedalear.

Ahora, hay una persona especial de la que me quiero acordar: María Isabel Urrutia. Ustedes no saben cuántas veces vi el video de cuando ella ganó el oro en Sídney-2000. Fue mi inspiración y quería ser como ella, porque la considero una heroína colombiana. ¡Gracias, María Isabel, porque también empujaste mi bicicleta!

La carrera no estuvo fácil. Tal vez la gente piensa que porque fui siempre primera gané sin esfuerzo. Mis rivales eran muy fuertes. Tenía un buen carril y si salía adelante podía hacer muy buena recta, y así fue. Cuando subí la escalera del partidor pensaba en que estaba en unos Olímpicos, que tenía que disfrutar la competencia, pero que tenía que ganar. 

Estoy aquí por el país, porque me lo merezco. La preparación fue excelente, todo el trabajo que se hizo para cumplir y acá están los resultados.

Todavía pienso que me puedo subir al partidor y volver a ganar. Eran cinco rivales que me podían superar, pero la mejor siempre fui yo. Eso me decían los tiempos. Valió la pena esperar cuatro años. No estuve en Pekín porque la edad no me dejó. Por algo pasan las cosas y al que le van a dar le guardan.

Cada cosa pasa en su momento y esperar fue lo mejor. Qué decir cuando sonó el himno: ¡ufff: qué felicidad, qué alegría escucharlo! Soñé muchas veces con esta medalla y ya la tengo. ¡Gracias, Colombia, gracias!

Mariana Pajón Londoño
Medallista de oro olímpica
Para EL TIEMPO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s