Junior: 88 años de imbatible grandeza

Carlos ‘Pibe’ Valderrama

En 1993 llegó al Junior procedente del Independiente Medellín. El samario, por cuya transferencia Junior pagó cerca de un millón de dólares, se tituló campeón dos veces como capitán del equipo tiburón (1993 y 1995) y avanzó hasta la semifinal de la Copa Libertadores de 1994.

Didí Valderrama y Julio César Uribe

El samario fue, en 1984, el jugador más caro del fútbol colombiano al ser adquirido por Junior al Unión Magdalena por la escandalosa cifra de 25 millones de pesos. El peruano llegó al cuadro barranquillero en 1986, procedente del Cagliari de Italia. Ha sido una de las grandes duplas que han actuado en el conjunto rojiblanco.

Garrincha

En 1968 vino al Junior en medio de una gran expectativa. Campeón mundial con Brasil en Suecia 58 y Chile 62, en su primer entrenamiento colmó las graderías del Romelio Martínez. Solo jugó un partido, contra Santa Fe.

Carlos Babington

Mundialista con Argentina en 1974, llegó al Junior en 1983. Solo estuvo un año en Barranquilla, pero nadie ha podido olvidar su elegancia futbolística. Por algo le decían El Lord. Fue el cerebro de un equipo que quedó subcampeón.

Dida

El brasileño fue la gran contratación de Junior para su reaparición en el fútbol profesional, en 1966. Aún hoy se sigue hablando de las gestas de Dida, de sus goles de chilena y de su sociedad con Antonio Rada. Con Junior cerró su carrera en 1967.

Juan Ramón Verón

La Bruja, ídolo de Estudiantes, desembarcó en Barranquilla en 1976. Un año después hizo parte del equipo que consiguió la primera estrella, con él como técnico, ya que aceptó asumir el cargo tras la partida de José Varacka.

Heleno De Freitas

Al temperamental y genial futbolista brasileño muchos lo consideran como el primer gran ídolo que tuvo Junior, equipo al cual llegó en 1950. De él se dice que era un jugador exquisito, un ‘crack’ en todo el sentido de la palabra.

Edgardo Bauza

Defensa central que llegó precedido de gran fama goleadora en Rosario Central. Vino el Junior en 1983, recomendado por los Solari, y ese año ratificó todo lo que de él se decía al convertir 14 goles, muchos de ellos de golpe de cabeza.

Carlos Ischia

El volante mixto argentino se vinculó al Junior en 1984. Venía de Vélez Sarsfield y aunque era pretendido por otros grandes de Argentina, decidió aceptar la oferta que le hizo Fuad Char. Jugador brillante y de gran despliegue físico.

Luis Yánez

A mediados de 2008, el delantero samario vino del Lille de Francia a un Junior que peleaba por no descender. Marcó goles valiosos que contribuyeron a salvar la categoría y rápidamente se ganó un lugar en el corazón de la hinchada.

Sebastián Viera

El portero uruguayo arribó al Junior en 2011 después de actuar en España y Grecia. Con su contratación se reforzó uno de los puntos débiles del equipo en los últimos años.

Giovanni Hernández

En la posesión como alcalde de Alejandro Char, el 1 de enero de 2008, se anunció su contratación, la cual fue recibida con algarabía. Ha levantado dos trofeos de campeón con Junior y es uno de los preferidos de la afición.

Dayro Moreno

Su contratación ha sido otro de los sueños cumplidos de la fanaticada rojiblanca, que lo sufrió muchas veces cuando el atacante militaba para el Once Caldas. Se espera que conforme una llave de oro con Teófilo Gutiérrez.

Junior ha sido un equipo que en el fútbol colombiano ha dado grandes golpes de opinión en materia de contrataciones y es por eso que su afición se califica como una de las más exigentes, que no se conforma con jugadores del montón.

En este listado, por supuesto que faltan nombres. No se incluyen, por ejemplo, al brasileño Víctor Ephanor, uno de los mejores jugadores que se han puesto la camiseta rojiblanca, ni a Juan Carlos Delménico, porque el brasileño y el argentino, en su momento, no llegaron como contrataciones rimbombantes. Sus fichajes no tuvieron nada que ver con la dimensión de ídolos que alcanzaron posteriormente.

Tampoco están Iván René Valenciano, repatriado en 1993 desde Italia, ni Teófilo Gutiérrez, la más reciente incorporación, por tratarse de jugadores que surgieron de sus divisiones menores.

La mayoría de ellos triunfaron, otros no cumplieron con las expectativas. Hubo quienes pudieron salir campeones, otros no tuvieron ese privilegio, pero por el solo hecho de vestir sus colores se constituyen en orgullos de la divisa barranquillera.

 

Atlético Junior de Barranquilla…Orgullo y sentimiento de un mismo pueblo. Felicitaciones en sus 88 años.

Napster2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s