REÍR A CARCAJADAS

Existe un sonido más delicioso que la risa de un niño? No, para una mamá. Instintivamente, la madre adora las risas de su bebé porque sabe que está feliz y que esto le es benéfico. La risa es un agente mágico para todos, especialmente para los bebés. Puede hacer que se sientan mejor, piensen con más claridad y se conecten con mayor seguridad con el mundo que les rodea.

La risa es sana sicológica y emocionalmente dice Kyle Pruett, médico del Centro de Estudios Infantiles de la Universidad de Yale. Reduce la tensión, relaja los músculos y ayuda a controlar las emociones .

Desde los primeros meses de vida, la sonrisa de su bebé y luego su risa son formas de comunicación. Piense en lo que ocurre cuando el cuerpo sonríe por primera vez dice Pruett. Esa sonrisa es una importante señal entre el niño y su madre. Quiere decir: te he visto y tú me has visto .

Todas estas muestras de alegría requieren la respuesta adecuada de los padres y de quienes cuidan al bebé. Cuando este ríe, está observando para ver si uno también ríe. Esto determinará si continúa o se detiene.

El papel de los padres es crucial en esta primera etapa de la vida dice Joyce Anisman-Saltman, profesora de la Universidad Estatal del Sur de Connecticut (Estados Unidos). Si alientan el humor de su bebé ahora, muy probablemente este será una persona amante de la risa .

Para descubrir el estilo de humor de su niño, vea lo que le hace reír y luego ría con él. Cada bebé es diferente y se está desarrollando a su propio ritmo. He aquí algunos juegos que podrían inspirar algo de diversión para él y para usted durante sus dos primeros años. PRIMEROS 60 DIAS Durante las primeras ocho semanas de vida y antes de que su bebé pueda realmente sonreír, estará contento con la simple visión de su cara, especialmente cuando trata de asumir diferentes expresiones.

Háblele, cántele, arrúllelo suavemente y dígale lo maravilloso que es. Esto le dará sentimientos de felicidad que pronto se traducirán en brillantes sonrisas.

Caras: alrededor del segundo mes, usted y su bebé comenzarán a intercambiar sonrisas. Este es el primer paso hacia la risa. Pase tiempo intercambiando miradas donde refleje su alegría y haciéndole muecas chistosas. Use un espejo para que el bebé pueda verse y verla al mismo tiempo.

Sonidos: pruebe con campanas, sonajeros, cajas musicales, cante, hable, silbe, tararee. Enseñe a quien lo cuida la importancia de cantar y hablar con su bebé.

Juegos físicos: las cosquillas y caricias suaves son divertidas. Sople sobre las yemas de sus dedos, murmulle sobre su ombligo, sisee en el oído, muerda los dedos de sus pies y baile con él. TRES A SEIS MESES La risa de un niño de tres meses es porque se está divirtiendo con sus pies y manos. Pero aun a esa edad, el bebé disfrutará de un gesto cómico que hagan sus padres, tales como el caminar como un pingino, o jugar con unas naranjas. De alguna manera, los bebés saben que esto es diferente e inusual, pero probablemente tengan una visión distinta a la nuestra , dice el sicólogo Paul Mcghee, presidente de una organización estadounidese que imparte seminarios en torno a la relación que existe entre humor y salud.

Caras: a esa edad, su bebé disfruta haciéndole reír y tratará de hacer diferentes cosas para lograr su objetivo. Recompénselo constantemente con sus sonrisas y no tema hacer cosas ridículas si esto le hace reír, tales como ponerse grandes sombreros. Pida a quien lo cuida que lo divierta y le aliente estas risas.

Sonidos: su bebé disfrutará con los sonidos nuevos como el ruido que hacen los patos, la risa de otras personas y diversos instrumentos. Un bebé de cinco meses puede llegar a reír por un estornudo.

Juegos físicos: ahora su bebé tiene mayor coordinación y se da cuenta de dónde termina su cuerpo y comienza el mundo. Si lo disfruta, hágalo volar y saltar.

Puede igualmente saltar frente a él haciendo ruidos raros. Sosténgalo en sus brazos mientras baila alocadamente para que sienta la ligereza de su estado de ánimo.

Animales: deje que su bebé vea y toque casi todo animal domesticado que pueda y probablemente obtendrá una respuesta de felicidad.

Hermanos: los bebés piensan que los hermanos mayores son los más grandes cómicos del mundo, así es que puede pedirles que sostengan y jueguen con el bebé. SEIS A NUEVE MESES Su bebé comienza a ser muy sociable. Quiere jugar con usted y tiene cada vez más conciencia de sus acciones. Asegúrese de que quien lo cuida comprenda la necesidad de jugar.

Caras: trate de imitar sus expresiones faciales y él imitará las suyas. Hágalo frente a un espejo. A los pequeños les encanta jugar y copiarse.

Sonidos: su voz es fascinante. Háblele, coméntele lo que sucede alrededor, léale y nárrele cuentos, cante, haga con su voz imitaciones de sonidos. Esto le encantará.

Juegos físicos: pruebe con juegos durante los cuales lo haga rebotar sobre sus rodillas. Juege en el suelo con él. Pronto podrá aplaudir cuando usted lo haga. Trate de hacer pasteles con él. Déjele encender y apagar la luz para que se dé cuenta de que el cuarto queda a oscuras o se ilumina. Querrá hacerlo docenas de veces. NUEVE A DOCE MESES Su bebé puede tener ideas en su mente. Esto quiere decir que podrá recordar cosas como el hecho de que su cara aun está allí cuando juega a las escondidas.

Caras: escóndase detrás de una sábana o de cualquier objeto que tenga a la mano, pero quédese al alcance de su brazo de tal forma que él la pueda descubrir.

Sonidos: cante, nárrele cuentos, use apodos de cariño, palabras y rimas divertidas.

Juegos físicos: ruede con él, salpíquelo con agua, juegue a las escondidas con un muñeco de peluche. A la hora de cambiarlo, hágale una versión animada de sus cuentos preferidos.

Actuaciones: use un títere o un animal de peluche para bailar y jugar con el bebé. Gatee como un perro o un león. HASTA LOS 18 MESES Al comenzar a moverse, su pequeño querrá formar parte de todo. Su sentido del humor florecerá llevándolo a ser el centro del escenario. Aliente su participación en juegos y conversaciones.

Sonidos: ahora puede cantarle tonaditas y rimas. Puede que comprenda la cadencia, usando sonidos que se parecen a sus palabras. Déjelo también hacer su propia música con un tambor, un xilófono, sonajeros, maracas. Puede grabar una cinta con sus canciones favoritas para que quien lo cuide se las pueda reproducir.

Juegos físicos: ya que ahora puede moverse, su centro de atención estará fuera de sí mismo. Lo enloquecerán las cosas que pueda desarmar, recoger, amontonar, arrastrar, golpear. Cuando pueda jugar sobre la arena, le gustará usar tazas para llenar. También le encantarán los juguetes que flotan en el baño.

Actuaciones: quiere imitar a todo el que ve, así es que déle mucho de que copiar. Escoja un animal y represéntelo. Juegue a encontrar su nariz, sus ojos… y véalo señalarlos divertido. HASTA LOS 2 AÑOS Su hijo se sentirá más seguro sobre sus pies, manejará mejor el idioma y tendrá mayor conciencia acerca de la gente. Lo que apreciará más en el humor será lo exagerado. Le gustarán las cosas gigantescas.

Sonidos: al comenzar a usar y apreciar el lenguaje, ofrézcale en la plática diaria muchas nuevas palabras. Un deporte favorito es equivocarse de nombre para las cosas. Pregunte si la silla es un perro y esto le hará reír. Léale libros que tengan un lenguaje divertido.

Juegos físicos: deje que su hijo haga maromas y trepe. Juegue a las escondidas y pretenda que no puede encontrarlo.

Actuaciones: apreciará las confusiones: usted lo hará reír mucho con solo poner un calcetín en su oreja. Ambos pueden usar sombreros, pantallas o tazones en la cabeza, interpretar partes de una historia o inventar su propio juego.

Todo esto le puede parecer de momento algo exagerado. Pero no tema jugar con lo ridículo. Usted debe transmitir un mensaje muy simple: la vida es divertida.

Fuente: Los Angeles Times Syndicate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s