Kevin Mitnick, el ‘cóndor’ que hackeaba por diversión, fue detenido por última vez hace 17 años

Después de quedar en libertad en el 2000, Mitnick decidió dedicarse a la consultoría y el asesoramiento en materia de seguridad a través de su compañía Mitnick Security. 

Además de haber sido una inspiración para la novela Takedown, las hazañas de Kevin Mitnick lo llevaron a ser calificado por algunos como el hacker más famoso del mundo o incluso, como el más peligroso y más buscado por el FBI.

El ‘cóndor’, seudónimo bajo el que era conocido Mitnick, fue detenido por el FBI en febrero de 1995 por cargos de fraude y ruptura en los sistemas informáticos de varias empresas y entidades gubernamentales. Al cumplir 17 años de su último arresto este mes, ENTER.CO recuerda su historia.

La detención de 1995 no fue el único contacto que Mintick tuvo con la justicia debido a sus acciones como hacker, pues la carrera de ‘Cóndor’ inició en la década de los 80, período en el que fue arrestado en otras oportunidades.

“Nunca fui capaz de robar dinero. Y eso que hoy podría ser multimillonario y vivir el resto de mis días al sol del Caribe. Pero mi conciencia me lo impidió. Lo que me impulsaba a hacer lo que hacía era más bien la euforia del descubrimiento científico, el placer mental que se experimenta cuando se resuelve un difícil problema matemático”, comentó Mitnick en una entrevista hecha por ElMundo.es en febrero de 2000.

Mitnick mostró su habilidad desde muy joven, pues dio inicio a sus hazañas cuando tenía 12 años revirtiendo el sistema de transporte público de Los Angéles para poder viajar gratis en autobús. Pero sus métodos se hicieron cada vez más sofisticados, incluso en la medida en que la tecnología iba evolucionando, pues para los años 90 ya se había infiltrado en varios sistemas de compañías de telefonía estadounidenses, como Motorola.

“Mi especialidad era copiar los ‘masters’ originales de los teléfonos móviles. Estaba fascinado por las telecomunicaciones y quería saber cómo funcionan por dentro. Incluso cuando robé centrales telefónicas enteras lo hice por divertirme y como un desafío intelectual, pero nunca para obtener un beneficio. Llegué a conseguir los números privados de las grandes estrellas de Hollywood, desde Bruce Springsteen a Madonna. Pude haber llamado incluso a Bill Clinton, pero no lo hice para no alertar a los servicios secretos”, dijo Mitnick.

Cuando fue capturado en febrero de 1995 por el FBI, Mitnick se declaró culpable de algunos cargos, pasó cinco años en prisión y luego pasó dos años más en libertad vigilada. “Las autoridades aprovecharon la ocasión para transformarme en el chivo expiatorio de todos los hackers de la Tierra. Y para autojustificarse, exageraron hasta lo inverosímil el daño que pude causar, que está muy por debajo de los cientos de millones de dólares que el Gobierno me imputa”, aseguró ‘Cóndor’.

Desde que terminaron sus líos judiciales en enero de 2000, Kevin Mitnick ha buscado su camino de regreso a la industria,vez como consultor de seguridad informática. De hecho, estuvo en Colombia un par de veces traído por ENTER.CO, en 2006 y en 2008.

‘El arte del engaño’ (o de la intrusión) es el libro en el que Mitnick cuenta sus vivencias como hacker y cómo la ingeniería social es tan efectiva o más que las herramientas para violar la seguridad.  Y en 2011 su libro Ghost in the Wires, en el que profundiza en sus ideas sobre la ingeniería social y cuenta algunas de las ‘aventuras’ que vivió cuando era el hacker más buscado del mundo.

NAPSTER2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s